Carmona con exquisitos lugares para visitar

Bajo una primavera con precipitaciones abundantes y un tanto irregulares, combinado con un clima mediterráneo, son características predominantes en las condiciones que envuelven a un fascinante municipio en Sevilla que se llama Carmona.

carmona-sevilla

Esta localidad, es conexa con la comarca Campiña de Carmona, aunque sus lineamientos geográficos también le incluyen en la comarca de Los Alcores.

Tiene una distancia aproximadamente de 28 kilómetros de la provincia de Sevilla, lo que la convierte en un municipio muy cómodo para visitarlo.

Desde su inicio, el municipio Carmona llegó a llamarse Carmo por lo que se podían vigilar desde una oposición fortificada las zonas de Los Alcores, Las Terrazas y La Vega. Su población data desde hace más de 5.000 años, teniendo aposento para los reinos de Tartessos y los Fenicios.

Posterior a la invasión musulmana que se suscitó en el siglo VIII, Carmona pasó a ser reino de Taifas, para experimentar una reconquista por el mismo Fernando III en 1245, repoblando esta localidad, incluyéndole un fuero propio.

Fue entonces cuando Felipe IV, le otorga para el año 1630, el título de ciudad a Carmona, posterior a las decisiones del monarca castellano Pedro I de ejecutar varias obras dentro de su entorno, algunas mejoras en el alcázar.

Productivamente, Carmona representa una importante fuente de economía, sobre todo por los margas azules y grises que tienen un uso típico en la fabricación de adobes y la alfarería.

Este privilegio se debe a que la zona la atraviesa una veta de roca sedimentaria que es muy propicia para producir albero, muy codiciado para pavimentar plazas de toros y caminos.

Aparte, puede cómodamente cultivar productos herbáceos en donde predominan el algodón y el girasol, contando también con cultivos leñosos en donde prevalecen los olivares de aceituna de mesa.

Carmona con exquisitos lugares para visitar

Recorriendo el año 1963, el gobierno declara en Carmona las zonas que estan incluidas en el recinto amurallado de la ciudad, como “Conjunto Histórico”, conjuntamente con las ermitas de San Mateo y San Antón, el convento de la Concepción, los restos de la vía Augusta y la Torre San Pedro, acreditándoles la orden de “ monumentos histórico-artístico”.

Es este privilegio que le ha dado a Carmona, un lugar especial dentro de las localidades con lugares interesantes para descubrir y visitar.

Cuenta entonces con un museo y una enriquecida zona arqueológica donde se constata una necrópolis romana, conservándose restos de la vía Augusta y el pequeño Puente Romano.

También se conservan, sin modificación en la época, murallas que han sido utilizadas prácticamente por todas las civilizaciones que allí permanecieron.

Carmona, también cuenta con un número importante de casas-palacio en las que sobresalen la de Don Alonso Bernal Escamilla, la de los Aguilar, los Domínguez, la de los Lasso y Rueda, y la majestuosa del Marqués de Las Torres que hoy funge como Museo de la Ciudad.

A nivel religioso, también se incluye un patrimonio bastante nutrido en este aspecto, como los conventos de La Concepción, Santa Ana, Las Descalzas, La Trinidad, Madre de Dios y Santa Clara.

En igual rango de importancia, entran en este nivel los templos donde se destacan la ermita de San Mateo, Nuestra Sra. de Gracia y las iglesias del Divino Salvador, San Blas, San Felipe, San Bartolomé, la iglesia de Santiago y la de Santa María de la Asunción.

Es así como Carmona se ha ganado, con su propio prestigio, la grandeza de un municipio que ha mantenido a Sevilla entre las ciudades con mejor rango de visitas por sus valores históricos.

Por último, no podemos dejar de visitar el parador de esta bella ciudad