Morón de la frontera abraza a sus localidades

Como ciudad y municipio español, perteneciente a la provincia de Sevilla, Morón de la Frontera, forma parte también de la comunidad autónoma de Andalucía. Reúne a más de 28.000 habitantes en una superficie de 431 kilómetros cuadrado.

Morón de la Frontera

 

Morón de la Frontera, con una altitud de 297 msnm y alejada de la provincia a tan solo 67 kilómetros, está ubicada como el municipio número siete, correspondiendo a su gran extensión dentro de la provincia. Se encuentra delimitada por los municipios de Marchena, Arahal, la Puebla de Cazalla, Montellano, Pruna y Coripe.

Es uno de los municipios que tiene bien marcadas su historia, su gentilicio, sus valores y una descendencia muy definida. Aunque se remonta en la prehistoria a raíz de los primeros asentamientos, se ha desenvuelto de una manera muy sigilosa, pero asegura a la vez, llegando a tener actualmente sus pretenciosas calles angostas, empinadas y sinuosas.

Aunque sus nuevos barrios se inclinan más hacia la llanura, propia de la campiña, están ubicados más hacia el oeste y noroeste de la ciudad.

Mantiene un patrimonio atractivamente arquitectónico, que convierten al Morón de la Frontera en un categórico conjunto histórico y artístico que se ha ganado el mérito como Bien de Interés Cultural.

Desde la edad antigua, en esa época del griego Estrabón, es quien le da el primer nombre a la localidad llamándola Almourol. Siguiéndole la conquista romana, ellos le cambiaron el nombre a Maurorum que en su significado figurado se desglosa como “de los moros”, en alusión a los pobladores que procedían desde el norte de África.

No fue sino hasta la dominación musulmana de la Península Ibérica, que se le da un vocablo latino, evolucionando a un nuevo término denominado Mawror y desde allí recibe el actual nombre de Morón.

Morón de la Frontera, tiene su complacencia, por ofrecer un agradable clima mediterráneo más inclinado a lo subtropical. Se clasifica como un entorno subhúmedo mesotérmico, haciendo que las precipitaciones estén focalizadas de una forma muy inusual a lo largo del año, sin que esto deje por fuera la época de verano y de otoño.

Ofrece un entramado bastante interesante de zonas verdes para uso público, que en la mayoría, son jardines de índole municipal. Representan un verdadero pulmón en Morón de la Frontera las localidades como Jardines de La Alameda, Parque de Borujas, Parque El Castillo y el Parque La Huerta del Hospital.




Morón de la frontera abraza a sus localidades

Morón de la Frontera, se divide muy orgullosamente entre las localidades y barriadas que lo representan cortésmente, ante las personas que quieran visitarlo, aunque no ha reunido las condiciones exigidas en la Ley de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, lo que lo priva de una división oficial.

Sin embargo, mantiene la siguiente estructuración en cuanto a barriada se refiere.

Nombremos a la Alameda I, que se sitúa en la zona occidental de la localidad, tratándose de un sector completamente residencial y con unas bases arquitectónicas referidas a viviendas unifamiliares con áreas verdes.

Por su parte, la Alameda II, se complementa como el resultado basado en un desarrollo urbanístico que se inició a finales del siglo XX. Está hacia el norte de la barriada de Alameda I, separada simplemente por el paseo.

Lo que se denomina Centro, es precisamente donde se encuentra el núcleo originario de Morón. Allí están las principales vías comerciales y el Ayuntamiento. Además, encontramos mercados de abastos, iglesia entre otros sitios interesantes.

El Llanete, El Pantano, Puerta de Sevilla, San Francisco, Santa María y La Victoria, son las barriadas más importantes de Morón de la Frontera, que junto con El Rancho y el Polígono Industrial CEMGSA, conforman la estructura divisoria, no oficial, con que cuenta esta importante localidad sevillana.