Qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas

Es muy común que andando de paseo, en turismo, o relajadamente caminando por nuestros lugares predilectos, se nos antoje algo de beber, que venga servido en copas y acompañado de una buena comida, es allí donde buscaremos qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas.

Qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas

Trazarse una ruta en donde no dejar de lado los típicos bares y concurridos restaurantes, debe ser entonces una prioridad al momento que nos dispongamos recorrer las calles de Sevilla.

Qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas. Desde esta premisa, buscamos las mejores recomendaciones que estén a la medida de los visitantes y, muy alineado, a la experiencia que queramos vivir en estos auténticos lugares.

A poca distancia de la Giralda, los bares pareciera que se multiplicarán por la calle Mateos Gago. La mayoría mantienen clientes fijos y muchos de los visitantes van probando hasta quedarse en los lugares que se sientan más cómodos.

Recomendamos:




Con estas características, tenemos a La Goleta, que ocupa un pequeño espacio pero es célebre por servir sus tradicionales vinos de naranja bien frío, y en una atractiva jarra de vidrio. Se puede acompañar con alguna tapita, manteniendo esto, como una verdadera provocación para seguir disfrutando.

De apetecernos un suculento pescado frito, es bueno saber que en la calle Santa María la blanca, debajo del hotel puerta de Sevilla, se encuentra la Freiduría Puerta de La Carne, que empezó a recibir a sus clientes desde el año 1929 en el marco de la Exposición Iberoamericana.

Alcanzó su fama, por el esmero en servir los servicios especiales de pescado frito de Andalucía. Lo que lo hace atípico, es que uno mismo escoge el ejemplar que se nos apetece para que lo preparen y nos lo sirvan a su mejor estilo.

Si el caso es de una tapita, o si vamos muy bien acompañado, pediriamos una tabla de seis, tendríamos entonces la recomendación de los huevos de codorniz con jamón, o también las papas bravas que caerían muy bien como un abre boca, mientras llega un banquete principal.

Solomillo a la castellana, solomillo al whisky, pechuga de pollo o manjar blanco en salsa de almendra, son unos de los platos favoritos que se sirve en Los Coloniales. Un lugar predilecto muy fácil de ubicada en la ciudad de Sevilla.

Qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas: desde un abre boca hasta un completo manjar!

Si el cansancio te compromete, la Casa Morales, se perfila como un legado favorito para recobrar las fuerzas. Aquí nos sirven unos deliciosos mojitos, o la especialidad de la casa, que es la ensaladilla rusa. Por algo es conocido como el templo del tapeo en Sevilla.

En contraparte, la Casa Robles, en la calle Álvarez Quintero, está considerada como uno de los mejores restaurantes de la ciudad de Sevilla, por ofrecer una exquisita cocina de primera al mejor estilo andaluz. Tanto el servicio como la calidad van bien unidos de un buen presupuesto.

Si ya hemos comido y queremos unas copitas demás, dirijámonos a la Bodeguita Casa Blanca. Este sí es un verdadero clásico para disfrutar en Sevilla de un muy buen vino especial.

Qué visitar en Sevilla entre copas, vinos y tapas, no es solamente una frase, es la esencia de una tradición que ha caracterizado a Sevilla desde tiempo inmemorables. Se degustan platos excepcionales con un mágicos toque andaluz y un buen vino en un verdadero escenario de amistad.