Visita a La Plaza Nueva de Sevilla

La Plaza Nueva es uno de los orgullos emblemáticos de Andalucía, un lugar que todo turista debería conocer cuando visite Sevilla. Ya que a este destino de esparcimiento, ubicado en el barrio del Arenal, le sobran atractivos para fascinar a cualquier visitante.

la-plaza-nueva




La Plaza Nueva de Sevilla

Destaca primordialmente la estatua ecuestre del monarca Fernando III de Castilla, un monumento realizado en bronce al estilo neogótico con detalles eclécticos, y que para exaltarlo aún más cuenta con un gran pedestal con cuatro estatuas pétreas, en las que trabajaron grandes artistas de la época.

Alrededor de esta plaza mayor notamos las vistosas de losas de granito gris y el espectacular piso de mármol negro, blanco y rosa en la zona central con solería. Sus farolas de hierro forjado con pedestales de piedra adornados y sus jardines rectangulares con coloridas plantas y árboles de naranjos, acacias, palmeras y plátanos de sombra, le dan aún más encanto a este lugar.

Cuando visites La Plaza Nueva debes tomarte el tiempo de sentarte en alguno de sus bancos de hierro forjado para contemplar las bellezas arquitectónicas que la rodean, edificios icónicos que enmarcan y le dan un carácter tan especial a este lugar. Entre ellos notarás en primera instancia el ayuntamiento de Sevilla construido bajo el estilo neoclásico, el Edificio Telefónica (Central de la Compañía Telefónica Nacional de España) con su exquisita decoración neobarroca, la Capilla de San Onofre (Vestigio del convento Casa Grande de San Francisco), la casa construida para Miguel García de Longoria y el Edificio de oficinas (antigua Philips de la avenida Constitución).

Cada una de estas obras es un deleite a la vista, así que vale la pena fotografiarlas en detalle. De hecho, una buena instantánea tomada en este lugar podrías enmarcarla y colgarla en la sala de tu casa para que recuerdes tus paseos y peripecias por la gran Sevilla.

Pero aquí no acaba el encanto ya que muy cerca de La Plaza Nueva encontrarás la avenida Constitución y decenas de restaurantes donde te puedes dar un gustazo saboreando las famosas tapas sevillanas, tomarte un buen vino o disfrutar de los platos fuertes con las deliciosas recetas típicas de esta ciudad española. Por si fuera poco también encontrarás al rededor gran cantidad de tiendas, ideales para recorrer luego de haberte maravillado con el paisaje de la Plaza Nueva.

Aunque desde su construcción en 1856 en teoría este lugar ha tenido muchos nombres (Plaza Libertad, Plaza de la Infanta Isabel, Plaza de la República, Plaza de la República Federal y Plaza de San Fernando) lo cierto es que los sevillanos nos quedamos con el inicial de Plaza Nueva y así la hemos llamado de generación en generación. Al fin y al cabo lo importante es que se trata de un destino turístico que estamos seguros que no te arrepentirás de visitar.

Leave a Reply